Hoy en día, resulta complicado encontrarnos con alguna empresa que no esté certificada en alguna de las normas ISO. Si bien es más común en empresas medianas grandes, también se está notando un alza en pequeñas empresas que quieren tener acceso a otros mercados o ampliarlo. Puesto que, certificarse en normas ISO es una garantía de crecimiento y prestigio.

 

Como es lógico, cuanto más grande y relevancia tiene la empresa, mayor es el número de normas ISO en las que están certificadas, o como poco, en proceso de implementación.

Las normas ISO son normativas de ámbito internacional elaboradas por la Organización Internacional de Normalización o, en inglés, International Organization for Standardization (ISO). Esta entidad, está compuesta por representantes de los organismos de normalización de cada país, siendo en España AENOR (Asociación Española de Normalización y Certificación), por Ley, la responsable.

Es decir, las normas ISO no son leyes, sino que son de carácter voluntario. Esto es, no es una ley cuyo cumplimiento sea exigible, sino que las organizaciones eligen si quieren adoptarlas o no.

Certificación de normas ISO

Conseguir la certificación puede ser un proceso largo y tedioso, en especial, para aquellas organizaciones en situación de inmadurez, ya que la lista de requisitos a cumplir será extensa y requerirá muchos costes y formación complementaria.

Pero si el objetivo o la meta propuesta para la organización es posicionarse en el mercado o abrirse camino en otros diferentes y extenderse, no hay mejor opción.

Para llevar a cabo la certificación, la empresa debe ponerse en contacto con una empresa acreditada por un organismo de acreditación. Algunos de éstos son:

  • ENAC (Entidad Nacional de Acreditación) en España.
  • ONAC (Organismo Nacional de Acreditación) en Colombia.
  • EMA (Entidad Mexicana de Acreditación) de México.
  • INN (Instituto Nacional de Normalización) en Chile.

Toda certificación de cualquiera de las normas ISO (sólo una o de varias – Sistema de Gestión Integrado), debe seguir unos pasos:

1 – Ponerse en contacto con la entidad de certificación.

2 – Recopilar todos los datos, documento e información requeridos para la comprobación del cumplimiento de los requisitos de las normas ISO implementadas.

3 – Auditoría externa o auditoría de certificación: la entidad de certificación escoge el equipo auditor encargado de realizar la auditoría.

4 – En base a la información recopilada en la auditoría, se realiza el informe de auditoría, incluyendo los hallazgos y/o no conformidades detectados.

5 – Si en la resolución final de la auditoría, el resultado es positiva, se procede a tramitar la certificación. En el caso contrario, se tiene que revisar de nuevo el Sistema de Gestión y solventar los incumplimientos de los requisitos de las normas ISO.

6 – Control anual: se realiza una revisión anual de la certificación de las normas ISO, y en caso de no estar en orden, se dispone de un plazo de entre 3 y 6 meses para solventarlo (en función de la gravedad del incumplimiento).

¿Por qué debes implementar las normas ISO?

Son muchos los beneficios de implementar las normas ISO, pero podemos resumirlos de la siguiente forma:

 

  • Un sello de calidad que mejora la imagen corporativa.
  • Aumento y fidelización de las relaciones con terceros y clientes.
  • Optimización de los procesos internos de la empresa, aumentando la productividad.
  • Mejora del compromiso por parte de los empleados.
  • Implementación de un lenguaje universal.

¿Quieres saber más sobre implementar las normas ISO? Te invitamos a que te pongas en contacto con nosotros

Si tienes alguna duda o deseas plantearnos tu caso para hacerte un presupuesto, no te lo pienses más y contacta con nosotros. A través de nuestra web o en el correo solutions@gabitelingenieros.com

 

Actualmente se están dando ayudas en algunas comunidades autónomas para la implantación de sistemas de gestión en PYMES, pej: en la comunidad de Madrid:

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar