En contra de lo que muchos piensan, la Prevención de Riesgos Laborales no sólo están vinculados a los trabajos en la obra o en campo, también existen riesgos en el trabajo de oficina, y con intención de que conozcamos todo este ámbito mucho mejor, se ha creado esta sección en nuestro boletín, en la que cada mes iremos repasando consejos y distintas medidas a tener en cuenta para minimizarlos al máximo en nuestra actividad laboral.

En las últimas semanas, debido al teletrabajo, es normal que la mayoría de trabajadores hayan tenido que habilitar un espacio de trabajo en sus casas que originariamente no estaba pensado para ello. Es cierto que es una cuestión excepcional, pero pese a ello debemos tratar de que este espacio cumpla unas condiciones mínimas de ergonomía para evitar que su uso pueda generarnos problemas en el futuro, nos estamos refiriendo concretamente a la postura que adquirimos delante del ordenador.

Una mala postura mantenida durante toda la jornada laboral puede acarrearnos problemas no sólo en la espalda, sino también en los brazos, muñecas y piernas, para evitarlo estas son las recomendaciones que debemos seguir:

  • Apoya los pies plenamente en el suelo y fíjate en que tus piernas formen un ángulo de 90º.

  • Comprueba que tu espalda está recta y perfectamente ajustada en el respaldo del asiento, para ello toma conciencia de la posición de tus hombros. No debemos subirlos de manera consciente, deben estar relajado para que tanto el cuello como la espalda no sufran.Para que toda nuestra espalda esté recta, el tronco debe que formar un ángulo de 90º con los muslos.

  • Previene las tendiditis en las muñecas con una mesa que te permitan mantener los brazos y las muñecas rectas (o prácticamente), mientras manipulas el ordenador y escribes con el teclado. Asimismo, coloca el teclado de tal manera que esa postura de los brazos provoque que las manos toquen la zona central del mismo y evita en la medida de lo posible inclinar el teclado, ya que esto te impide mantener las muñecas rectas.

  • Aunque la inmensa mayoría de las mesas de trabajo tengan una altura de 70 cm, en realidad, son más ergonómicas las que se quedan en torno a los 65 cm. Ten esto en cuanta a la hora de elegir tu mesa.

  • La pantalla del ordenador debe estar a unos 50-60 cm de la persona y alineada con el teclado, evitando así giros en la columna. Además, los ojos deberán situarse ligeramente por encima de la altura de la pantalla, que debe contar con una inclinación de 10-20º. El teclado deberá ser mate y los caracteres legibles.

  • Es importante tomar un descanso cada hora y que cada 20 minutos debe apartarse la vista del ordenador para relajar la vista. 

  • Siempre que puedas debes usar asientos de altura regulable para que podáis adaptarlos a todas las pautas citadas.

Para que tengáis todo esto presente os recomendamos que tengáis en lugar visible (impreso junto al ordenador o de fondo de pantalla), todas estas medidas, así podréis chequearlas constantemente y comprobar que, en todo momento, las estáis llevando a cabo. No olvidéis que un pequeño esfuerzo hoy en día puede ayudarnos a prevenir esfuerzos mayores en el futuro.

DESCARGA AQUÍ EL GRÁFICO